domingo, 16 de febrero de 2014

10 ideas para fomentar el bilingüismo

















No voy a hablar de las ventajas de ser bilingüe, porque a estas alturas ya es claro.
Los padres y madres de hijos bilingües o trilingües nos encontramos  sin embargo todos los días, con la necesidad de desarrollar estrategias para que el o los idiomas que no son los vehiculares (los que habla la mayoría del lugar donde vivimos) no cedan ante la presión de hablar el idioma de la mayoría.

No se trata de de no hablar el idioma vehicular o de obligar a los niños a hablar nuestro idioma, sino de desarrollar estrategias que los ayuden a desarrollar ambos de la mejor manera posible.
Aquí algunas ideas para implementar :

1. Hablar con los niños siempre en nuestra lengua materna. Es la que conocemos mejor y con la que podemos expresar mejor nuestros sentimientos.  Cuando hay gente que no la entiende, podemos traducirles luego, si es necesario, lo que dijimos. Si se sienten ofendidos, podemos explicarles que es la única forma de que nuestros hijos no pierdan el tesoro de tener otra lengua y la mejor forma de que aprendan la lengua vehicular.

2. No corregir a los niños cuando utilizan mal la lengua, o mezclan idiomas, sino repetir lo que dijeron en forma correcta, para no desanimarlos o generarles frustraciones. Si el niño pregunta ¿ Me das Wasser? Contestamos: ¿Quieres agua?

3. Leer cuentos en nuestra lengua, escuchar y ver juntos cuentacuentos. En estos momentos internet está lleno de recursos de calidad para incentivar a los niños. La oferta de libros bilingües (que mamá lee en un idioma y papá en otro) va en aumento. Los cuentacuentos están también en auge, les recomiendo el canal de Estrella Ratón Pérez

4. Utilizar juegos de dedos en nuestra lengua o canciones motrices.  A los niños les encantan y no se cansan de escucharlos. Aquí pueden encontrar algunos.

5. Participar con ellos en clases de música e idioma como las que dictamos en Ronda redonda, donde puedan compartir experiencias creativas con otros niños bilingües.

6. Mantener y cuidar el contacto con la parte de la familia que habla nuestro idioma. Las llamadas telefónicas a veces son difíciles y los niños se fastidian, pero las videoconferencias los entusiasman bastante. Mis hijos tienen una relación estrecha con sus abuelos gracias a internet que hasta permite que la abuela les cuente cuentos!!

7. Las visitas a la familia o a países donde se habla nuestra lengua ayuda enormemente al desarrollo de la misma, ya que los niños se ven inmersos no sólo en situaciones idiomáticas sino también culturales y afectivas que le dan significado a lo que aprenden y hacen que esto se fije de forma más efectiva.

8. La asistencia a jardines de infantes bilingües puede ayudar, siempre y cuando el jardín tenga pautas claras sobre el tema bilingüismo, las maestras no mezclen los idiomas (o se habla uno o el otro) y no se trate sólo de un recurso de marketing.

9. Jugar juntos a juegos didácticos que ayuden a desarrollar el idioma como por ejemplo el juego Wir spielen einkaufen  que puede jugarse en todos los idiomas y permite a los niños aprender los nombres de los negocios y las cosas que podemos comprar en ellos,  además de los número y colores.

10. Nunca darse por vencido/a. Los niños siempre pasan por etapas en las que no quieren hablar su segunda o tercera lengua, es normal.  Si nos mantenemos pacientes y seguimos hablando con ellos en nuestra lengua sin presionarlos y ofreciéndoles siempre oportunidades agradables relacionadas con el idioma, en algún momento la fase pasa y vuelven a utilizarlo con alegría.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario